La batalla silenciosa de Volvo con su línea de buses 7900


Volvo lleva desde 2013 probando por ciudades como Gotemburgo (Suecia) y Edimburgo (Escocia) su autobús 7900 Híbrido y 7900 Híbrido Eléctrico, y está lanzando una nueva versión mejorada de su autobús totalmente eléctrico, el Volvo 7900 Electric.

La capacidad de la batería se ha extendido significativamente: 150, 200 o 250 kWh, con un rango de operación de hasta 200 km (dependiendo de la topografía y las condiciones de manejo). Se espera que los primeros modelos de la nueva generación de autobuses eléctricos de Volvo comiencen a funcionar a finales de 2018.

200 kilómetros de silenciosa autonomía

El nuevo Volvo 7900 Electric es un autobús urbano de 12 metros y dos ejes con piso bajo y tres puertas, totalmente eléctrico. El fabricante sueco afirma que tiene un consumo de energía 80 % menor que el correspondiente bus diésel y se puede cargar a través de OppCharge o CCS (carga de 250 kWh solo a través de CCS).

Está disponible con una selección de 150, 200 y 250 kWh. El presidente de Volvo Buses, Håkan Agnevall, explicó la evolución del modelo, “Durante las horas pico, los autobuses pueden operar continuamente sin detenerse para recargar. En cambio, las baterías se pueden cargar una vez que el tráfico esté en niveles fuera de horas punta. En rutas más cortas, incluso pueden funcionar durante todo el día y cargarse por la noche “.

La empresa de transporte escocesa Lothian, en Edimburgo (Escocia), lleva utilizando híbridos Volvo desde principios de 2013, y ha registrado un aumento de pasajeros del 10 % en las rutas realizadas por híbridos. Por su parte, el Volvo 7900 Híbrido Eléctrico ha estado circulando por una de las vías más complicadas de la ciudad de Gotemburgo (Suecia), que incluyen pendientes pronunciadas y un tráfico muy denso. Tanto usuarios como conductores destacan una disminución del ruido dentro y fuera del vehículo.

En el caso del modelo híbrido, el autobús llega a la parada y el motor diésel se apaga, por lo que se eliminan los ruidos del motor a ralentí. Las puertas eléctricas se abren en silencio para que los pasajeros suban y el autobús arranca en modo eléctrico, en silencio hasta los 20 km/h, antes de que vuelva a activarse el motor diésel.

El sistema de climatización, los frenos y otros sistemas auxiliares se accionan eléctricamente, por lo que se reduce el ruido durante el trayecto.

El modelo eléctrico solo se debe apretar el botón ‘On’ y conducir. El procedimiento en las terminales de carga está totalmente automatizado y el conductor sólo debe parar en la posición correcta y el proceso de recarga comienza. El tiempo de carga dura sólo 6 minutos por lo que no afecta a los horarios.

Con información de motorpasion.com

 

Previous Un robot conduciendo una moto, lo nuevo de Yamaha
Next Volkner Mobil Performance S es una caravana que te permite llevar el automóvil dentro

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =