Así es el último Mercedes Clase G: sencillamente, brutal.


Tras casi 40 años fabricándose, Mercedes-Benz dice adiós a su carismático Clase G con la edición especial Mercedes-AMG G 65 Final Edition, un brutal 4×4 de “apenas” 630 CV.

En 1979, Mercedes-Benz comenzó a fabricar el Clase G, uno de los auténticos vehículos todoterreno con comportamiento más capaz en las zonas offroad más complicadas que te puedas imaginar. Pues bien, la firma de la estrella rinde homenaje a este mítico 4×4 con el lanzamiento del Mercedes-AMG G 65 Final Edition, una variante que supone a priori la despedida del Mercedes Clase G del panorama automovilístico.

Y decimos a priori porque desde hace unos meses se viene rumoreando que Mercedes-Benz podría estar poniendo a punto la próxima generación del Clase G. De hecho, hay quienes afirman que el nuevo modelo podría estar listo en 2018. Mientras tanto, sólo nos queda disfrutar de esta especie “de fin de fiesta” que es el Mercedes-AMG G 65 Final Edition, una edición super exclusiva de la que sólo se van a fabricar 65 unidades.

El Mercedes-AMG G 65 Final Edition derrocha fuerza y poderío por cada uno de sus poros. A nivel mecánico, incorpora un motor de gasolina 6.0 V12 biturbo que le hace rendir 630 CV de potencia y un par máximo de 101,97 mkg, que se traducen en unas prestaciones más propias de un vehículo deportivo que de un automóvil cien por cien todoterreno. De forma concreta, se anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,3 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente de 230 km/h. El encargado de transferir tal arsenal de brutalidad al asfalto y a las zonas offroad es un cambio automático AMG Speedshift Plus 7-G Tronic de siete velocidades.

Como si de un guerrero se tratase, el Mercedes-AMG G 65 Final Edition se prepara para la “batalla” de una forma muy especial, con un traje en el que destacan las llantas de aleación de 21 pulgadas con radios en bronce, pinzas de freno plateadas y diversos aditivos aerodinámicos y ornamentales en el exterior con el sello de AMG Sport.

En el interior, el Mercedes-AMG G 65 Final Edition también tiene su propia impronta, con unos asientos con sistema de climatización y recubiertos de cuero napa de color negro con pespuntes en marrón claro y costuras decorativas en color bronce, con letras fresadas de la edición limitada en la palanca de cambios y alfombras con ribetes de cuero en color marrón claro y pespuntes en negro.

El Mercedes-AMG G 65 Final Edition se fabricará en Graz (Austria), en una de las factorías de Daimler dedicadas al acabado artesanal de automóviles. ¿Y su precio? Desde 310.233 euros en el mercado alemán.

Con información de autopista.es

Previous Aparece un McLaren F1 nuevo por estrenar
Next Vehículos diésel y gasolina: ciudades y países que ya anunciaron prohibiciones

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 12 =