Las mejores ciudades de Europa para disfrutar en bici


Cada vez más, aquellos viajeros que quieren conocer una ciudad de otra forma, disfrutando del aire libre, incrementan su número. Destinos en los que gozar en bicicleta, y contribuir a la conservación del medio ambiente, son ideales para este tipo de turismo sostenible; al fin y al cabo, no todos los lugares están preparados por igual para ello.

Cada año, la empresa de diseño danesa Copenhagenize, realiza un estudio detallado sobre las mejores ciudades del mundo para circular en bicicleta. Para ello utiliza catorce parámetros con el fin de evaluar estas urbes bike-friendly, tales como la seguridad, las infraestructuras, las políticas de movilidad o el planeamiento urbano. De la clasificación del 2017, en la que se han valorado 136 localidades, recorremos las diez mejores ciudades europeas seleccionadas para disfrutar en bici.

Copenhague

Fuente: Pixabay

Una ciudad en la que el 62% de sus habitantes se desplaza en bicicleta y que cuenta con un anillo ciclista (el Havneringen) para recorrerla, es inevitable que esté en el número uno. Posee más de trescientos kilómetros de carriles bici seguros y separados de las carreteras, y por ellos, además de recorrer la ciudad, puedes llegar a parques, bosques y los principales destinos de los alrededores. Además, podrás llevar la bicicleta contigo, ya sea propia o de préstamo, y aparcarla sin problema en cualquier parte. Todo aquí está pensado para la comodidad del ciclista.

Copenhague, que ha invertido en los últimos diez años más de 134 millones de euros en infraestructuras e instalaciones para ciclistas y sus bicicletas, se convierte así en el destino ideal que descubrir sobre dos ruedas.

Utrecht

Fuente: Pixabay

En segundo lugar, no debes dejar de recorrer una ciudad más pequeña pero igual de hermosa: Utrecht. No sorprende que Holanda cuide a sus ciclistas, ya que cuenta con lo que se conoce como «calles de bicicletas», y alguna llega a alcanzar los seis kilómetros. Los planes de urbanismo invierten en infraestructuras como el puente Dafne Schippersbrug y, en la actualidad, se están construyendo más de 33.000 plazas de aparcamiento para bicis, que se estiman que estén listas en el año 2020, ya que las 12.000 actuales de la estación central resultan insuficientes.

Ámsterdam

Fuente: Pixabay

Ámsterdam es un paraíso para los ciclistas, pero no se sitúa en la cima del índice de Cophenigize porque su inversión y las políticas municipales no son tan importantes como en las otras dos competidoras que sí se alzan con los primeros puestos. Por sus calles circulan más de 400.000 bicis a lo largo de sus más de 15.000 kilómetros de carriles; así que no hay duda de que este es uno de los lugares más maravillosos para recorrer sobre dos ruedas.

Estrasburgo

Fuente: Pixabay

Si buscas un destino que recorrer en bicicleta en Francia, ese debe ser Estrasburgo (Strasbourg), cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988. Con bicicletas públicas en sus calles y la planificación urbana de sus rutas de circunvalación, ya que cuenta con el carril bici más largo del país, que ronda los 500 kilómetros, Estrasburgo muestra los encantos de una de las ciudades más bellas de Europa para que puedas descubrirla sobre dos ruedas.

Malmö

Fuente: Pixabay

Si no has oído hablar de esta ciudad sueca y eres un apasionado de las bicicletas, te recomendamos que la añadas a tu lista de destinos. Todos los esfuerzos de las autoridades están encaminados a convertir estos vehículos de dos ruedas en la principal forma de desplazamiento de sus habitantes. La ciudad posee más de 500 kilómetros de carril bici, y un sistema de alquiler de bicicletas con 50 estaciones que están distribuidas por toda la localidad. Malmö es un destino seguro para los ciclistas.

Burdeos

Fuente: Wikimedia/Christophe.Finot [CC BY-SA 2.5]

Si Burdeos es hermosa de por sí, poder recorrerla olvidándose del coche es una delicia. En 2016, fue aprobado el Plan Vélo Métropolitain (2017-2020), para conseguir incrementar el uso del transporte en bicicleta entre sus habitantes. De hecho, cuenta con especialistas que toman nota en Copenhague de todas las políticas e infraestructuras para ajustarlas a su propio desarrollo. Y si lo deseas puedes utilizar su servicio público de préstamo de bicicletas.

Amberes

Fuente: Wikimedia/bogdan1971 [CC BY-SA 3.0]

Seguimos en el norte de Europa para conocer la mejor ciudad de Bélgica sobre dos ruedas: Amberes. Las nuevas políticas locales están orientadas a incrementar el número de estacionamientos e infraestructuras para los ciclistas, a mayores de las que ya tienen, que son unas cuantas. Su meta es alcanzar una cuota de usuarios, entre sus habitantes, del 25%.

Ljubljana

Fuente: Wikipedia/Petar Milošević [CC BY-SA 4.0]

Es el turno de Ljubljana, capital verde europea durante el año 2016. Los planes y políticas para el transporte en bicicleta son abundantes y positivos en la capital de Eslovenia, aunque mucha gente todavía utiliza mayoritariamente el coche, por lo que se sigue promocionando y facilitando el uso de las bicis entre sus habitantes. Sin embargo, la mejor forma de conocerla es, sin duda, en bicicleta.

Berlín

Fuente: Pixabay

Berlín (Alemania) se ha colado en esta lista gracias, sobre todo, al activismo de muchos de sus habitantes, que demandan mejoras en las infraestructuras y políticas para el transporte en bicicleta. Tanto es así que, por regla general, una media de un 13% se desplaza de tal forma, aunque hay barrios que ya alcanzan el 20%.

La capital alemana cuenta con más de seiscientos kilómetros de carriles de bicicleta, y también son frecuentes las bicicletas-taxi en las principales zonas de la ciudad, como Kurfürstendamm, Tiergarten, Potsdamer Platz y Unter den Linden, por si te cansas de pedalear.

10 Barcelona

Fuente: Pixabay

En el número diez de las mejores ciudades europeas para moverse en bicicleta, se encuentra Barcelona. La demanda de sus habitantes y las políticas municipales han contribuido a la construcción de 62 kilómetros de carriles bici, y que haya pasado de encontrarse en el decimoséptimo puesto de esta clasificación durante el 2013 al décimo actual, si tenemos en cuenta únicamente las ciudades europeas. Los planes municipales como las supermanzanas (superilles) contribuyen a aumentar calidad de vida de sus habitantes y el disfrute de aquellos que se acercan a la Ciudad Condal para conocerla de otra forma.

11 Viena

Fuente: Pixabay

Con 1300 kilómetros de infraestructura destinada a bicicletas, la impresionante ciudad de Viena, en Austria, no podía faltar en esta lista. Como todas las clasificadas, cuenta con numerosos establecimientos de alquiler y de préstamo de bicicletas. Su sistema se llama Citybikes y posee más de 1200 bicicletas distribuidas en 121 estaciones por toda la ciudad. Incluso han creado una tarjeta especial para turistas, la Citybike Tourist-Card, con la que se puede alquilar la bici por un par de euros al día. Esta es una de las mejores opciones para conocer la hermosa capital austríaca, a orillas del Danubio.

12 París

Fuente: Pixabay

Disfrutar de la ciudad del amor en bicicleta es otra forma completamente distinta de conocerla. Las políticas de la administración local de París, al igual que pasa en Barcelona, son las que han impulsado a la capital francesa a seguir mejorando, con el objetivo de llegar al 15% de usuarios habituales en el año 2020. En general, se desea convertir a ciclistas y peatones en los principales protagonistas de una ciudad que enamora a todo aquel que la conoce.

Desde el 2007, se ofrece el servicio de préstamo de bicicletas Vélib, uno de los más grandes del mundo, con 20.000 bicis y 1.200 estaciones repartidas por la ciudad y su entorno. Destaca su comodidad, ya que cualquiera puede utilizarlo en el momento, simplemente con una tarjeta de crédito.

13 Sevilla

Fuente: Wikimedia/ Coops456 CC BY 3.0

Sevilla se sitúa en esta lista gracias a sus planes de movilidad. Sin embargo, si en el año 2013 había conseguido alzarse con un cuarto puesto en la clasificación de Cophenagize, aquí ha bajado unos cuantos más a causa del estancamiento de sus políticas, en lo que respecta al transporte en bicicleta. Sea como fuere, recorrerla sobre ruedas es una sensación única que se recomienda a todo aquel que se acerque a descubrir uno de los cascos antiguos más grandes de toda Europa.

Previous Esta fue la colección automotriz de Freddy Mercury
Next Olvídate de las bocinas, así podría ser tu próximo sistema de audio

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + catorce =