Este camión sin conductor realiza entregas en Londres


Una tienda británica de comestibles en línea apuntó a lanzar el primer servicio de entregas en Londres con un vehículo sin conductor.

Ocado, que se lanzó hace 17 años y hace entregas de una serie de almacenes y tiendas en todo el Reino Unido, acaba de comenzar a probar su primer camión autónomo CargoPod, construido por la firma de tecnología Oxbotica. La prueba de diez días presentará al pequeño vehículo de entrega rodando alrededor de un área reducida de Londres, llevando comestibles que fueron ordenados en línea hasta las puertas de los clientes.

Equipado con una serie similar de de sensores, láseres y cámaras que se ven en otros vehículos autodirigidos, el CargoPod eléctrico tiene una velocidad máxima de 25 mph y puede llevar un peso total de hasta 128 kg.

Este vehículo de entrega de comestibles sin conductor está diseñado principalmente para viajes cortos en áreas urbanas o residenciales, tomando pedidos relativamente pequeños de los clientes en lugar de suministros semanales o mensuales.

El CargoPod contiene ocho compartimentos numerados en la parte posterior, cada uno de los cuales puede ser desbloqueado por el cliente con sólo pulsar un botón. La prueba actual incluye a dos ingenieros que acompañan al vehículo en sus carreras diarias, supervisando su progreso y asegurándose de que no se presenten problemas mientras se pasea por algunas de las calles de la capital.

Oxbotica, con sede en Oxford, y que ya llevó a cabo varios ensayos utilizando su tecnología principal, cree que tiene “el potencial para transformar nuestras ciudades, reduciendo la congestión y haciendo que el transporte sea más seguro”.

Una vez que perfeccionen su vehículo, probablemente en los próximos cuatro años, Oxbotica y Ocada planean vender el sistema a otras tiendas y distribuidores de todo el mundo. Sin embargo, como en los Estados Unidos los desarrolladores de la tecnología de autodirección tienen que enfrentar una variedad de obstáculos reglamentarios, se espera que a medida que las capacidades y la fiabilidad de los vehículos sin conductor mejoren, esos impedimentos disminuirán gradualmente.

Mientras que Oxbotica se está enfocando en entregas reducidas, Waymo y Uber están desarrollando amplios camiones autodirigidos para transportar grandes cantidades de mercancías a distancias mucho mayores.

Waymo, anteriormente operado por Google, hizo progresos significativos con su tecnología de automóviles sin conductor, y recientemente reveló que trabaja para incorporarla a los camiones. Uber, por su parte, el año pasado llevó su camión lleno de cervezas a lo largo de más de 100 millas de autopista utilizando la tecnología desarrollada por Otto, una empresa que compró por 680 millones de dólares en el 2016.

Fuente: es.digitaltrends.com

Previous La bicicleta celebró su bicentenario sin que nadie se enterara
Next El primer Model 3 de Tesla saldrá este viernes de la cadena de ensamblaje

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dos =