TÚ TAMBIÉN PUEDES PASEAR EN EL CONVERTIBLE DE LA PRINCESA DIANA


Un Audi Cabriolet de 1994 que fue estrenado por Diana Princesa de Galesserá subastado el próximo 6 de julio por la casa Cheffins en la ciudad de Cambridge a 62 millas al norte de Londres.

Se estima que el precio de venta del auto, que ya ha sido subastado un par de veces y que el año pasado logró un precio de 54,000 libras esterlinas (70,140 dólares), alcance en esta oportunidad la astronómica suma de 80,000 libras esterlinas (103,900 dólares) lo que representa cerca de ocho veces el precio de un modelo similar en excelentes condiciones pero sin la conexión con la popular princesa. La subasta tendrá lugar cinco días después del que hubiese sido el cumpleaños número 56 de Diana y 2 meses antes del vigésimo aniversario de su trágico fallecimiento.

Aunque los escándalos que rodearon a Diana en 1994 estuvieron más relacionados con su estado marital que con el auto que manejaba, Diana devolvió el auto a Audi en septiembre de ese año, quizas con el propósito de despistar a los paparazzi por un par de días. Audi puso el Cabriolet a la venta en el mercado de autos de segunda mano. Afortunadamente, sus sucesivos dueños consientes del origen del vehículo lo han mantenido en excelente estado. El auto ha acumulado poco más de 21,000 millas en los últimos 23 años.

La relación de la princesa de Gales con los carros alemanes fue compleja. En 1991 Diana había vendido suJaguar XJS para reemplazarlo por su competidor aleman; un hermoso Mercedes-Benz 500 SL de ese año. Nunca antes un miembro de la familia real inglesa había conducido un automóvil extranjero, muchísimo menos alemán, y en los 90 Lady Diana era la más prominente de todos ellos. Los vociferantes e irreverentes medios ingleses, que no tardaron en mostrar su indignación de manera inequívoca, le hicieron la vida imposible a la princesa hasta que en septiembre de 1992 le devolvió el lujoso roadster a Mercedes-Benz. A diferencia de Audi dos años más tarde, el fabricante supo reconocer rápidamente la significación histórica de la unidad y la traslado inmediatamente al Museo Mercedes-Benz en Stuttgart donde aún reside.

El Audi Cabriolet fue la versión convertible de la cuarta generación de la línea de compactos Audi 80. La unidad utilizada por la princesa está equipada por un motor de 5 cilindros en línea con desplazamiento de 2.3 litros y una caja de cambios automática de 4 velocidades. Audi construyó el 80 hasta 1996 cuando fue reemplazado por el Audi A4 uno de los compactos de lujo más populares de Europa y Estados Unidos. La princesa perdió la vida el 31 de agosto de 1997 en la ciudad de Paris, a consecuencia de un terrible accidente a bordo de un automóvil alemán.

Fuente: www.univision.com

Previous Volvo presentó el primer camión autónomo de América Latina
Next Fuso Ecanter representa la nueva era de camiones eléctricos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =