El All New Mazda CX-5 llega renovado y más tecnologizado


Más de 100 novedades recibió la nueva generación de este SUV. Seguridad y consumo con las más beneficiadas.

Cinco años después de su lanzamiento, el Mazda CX-5 recibe una de las actualizaciones más grandes de su exitosa vida. Son más de 100 mejoras en todos los aspectos los que tendrá el All New CX-5, que pretende seguir engrosando la lista de más de 1.400.000 unidades vendidas en 120 mercado.

La tarea, por lo tanto, no era fácil: mejorar más todavía un modelo que tiene buena aceptación entre el público. El objetivo, entonces, fue crear un fuerte vínculo entre el conductor y el auto, para superar las expectativas del mismo usuario, con mayor énfasis en su desarrollado concepto  Jinba-Ittai, en el que el hombre y la máquina son uno solo.

Afuera, el All New CX-5 se volvió más refinado y equilibrado, con ideas minimalistas. Predominan las líneas más horizontales y suaves y los pilares A se retrasaron 35 mm para dar una sensación más fluida y deportiva.

Para hacer más propio el diseño, Mazda desarrolló un nuevo color de carrocería que este SUV llevará, el Soul Red Crystal, un rojo intenso y de gran transparencia que entrega viveza.

Adentro, la simetría es el principal elemento, mejorando así la idea de amplitud. Una elegante consola central más ancha y alta facilita el uso de comando y permite tener todos los controles a mano. Además, los asientos delanteros son más ergonómicos y su postura puede ser mejorable gracias a su regulación eléctrica. Y para hacer más agradable el viaje, insonorizaron el habitáculo aplicando más de 30 mejoras, tales como un parabrisas más grueso y mayor material aislante.

La seguridad también recibe modificaciones importantes, siendo la tecnología i-ACTIVSENSE la más privilegiada. El All New CX-5 trae ahora un sistema de frenado inteligente en ciudad, asistencia y advertencia al mantenimiento del carril, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero, sistema de advertencia en caso de que el conductor se canse y faros adaptativos led, entre otros.

Si bien la motorización es la misma de la generación anterior, el All New Cx-5 tendrá grandes avances en sus tecnologías SKYACTIV, que mejoran la dinámica y el consumo en el manejo, a través de nuevos controles de marchas que predicen la intención del conductor y de una mejora en la respuesta más rápida al acelerador. Asimismo, la carrocería es más rígida, entregando mayor comodidad, refinamiento y mejor respuesta al manejo.

Un gran avance, además, es la incorporación del sistema G-Vectoring Control, que busca mejorar el comportamiento del chasis a través de la optimización del torque. El GVC ajusta el par del motor al movimiento del manubrio, con lo que suaviza las transiciones y mejora la estabilidad del auto. Esto ayuda a reducir la fatiga y aumentar la comodidad para el conductor.

Fuente: publimetro.cl

Previous Nueva motocicleta Ducati Scrambler Mach 2.0
Next El Porsche 911 sale a patrullar

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − 11 =